top of page
  • Foto del escritorTeam Marketing Emoción Digital

Rojo, azul, amarillo… ¿Cómo impacta el color en los negocios?

Para alcanzar el éxito de un negocio, debe diferenciarse de su competencia y el uso de los colores es pieza clave para encontrar esa identidad única.


Además del servicio al cliente y la calidad de los productos, el color es fundamental para crear la esencia y marca de un negocio. Podemos notarlo en las lavanderías y farmacias en donde predomina el blanco, en las tiendas naturistas donde tiene mayor presencia el verde y amarillo. Pero también está la posibilidad de crear un impacto a través de colores disruptivos.

Quienes se atrevieron a desafiar el uso del color es Mi Gusto Es, la marisquería que decidió apostar por tonalidades llamativas como el rosa y el morado, en lugar de usar el azul y blanco, colores característicos de este tipo de negocios.



“Necesitábamos una identidad clara, algo que fuera unificando a Mi Gusto Es y lo que tenía que ser”, relata Humberto Herrera, fundador y jefe operativo de Grupo Mi Gusto Es. A pesar de tener la idea, sabía que este proyecto no podía hacerlo sin la ayuda de una especialista.


El color forma parte del éxito


El buen uso del color en las empresas facilita su identificación. Por ejemplo, al pensar en los colores de los restaurantes de comida rápida, el rojo y el amarillo predominan, estos colores son utilizados para persuadir al consumo.


“Cuando logras con la comida, con el diseño, con los colores que la gente se siente por 45 minutos o dos horas, muy probablemente puedas tener éxito en tu proyecto”, aconseja Humberto Herrera. Además, menciona que la idea inicial de su equipo era plasmar el ambiente del noroeste del país, acompañado de sus platillos.


Colores recomendables para usar en los negocios

En caso de no saber por dónde empezar, se aconseja usar el blanco como base, ya que transmite tranquilidad y paz, además de ser un color que se puede complementar con otros sin causar molestia para los clientes.

Rosemary Martínez, diseñadora encargada del proyecto de Mi Gusto Es, cuenta que su inspiración llegó de la naturaleza y del entorno de Sinaloa y Sonora, como las palmeras y las hieleras blancas. En ese momento se percató que el blanco sería el perfecto contraste para construir la identidad de la marisquería.

“En restaurantes se usa mucho el blanco porque se usa como base para colocar los colores, es tranquilidad o paz. De ahí puedes jugar muchísimo con los colores”, relata Priscila González, maestra en psicología.


Además de esto, la especialista detalla que el uso de los colores tiene un significado, te presentamos una pequeña guía de los colores y su intención:


  • Rojo: Denota pasión e incita a las personas a consumir sus productos. Se usa para persuadir a las personas a comprar, como en descuentos y promociones.

  • Azul: Va de la mano con la eliminación de emociones negativas, representa tranquilidad.

  • Amarillo: Transmite positivismo y energía. Recomienda usarlo en un público de adultos jóvenes.  

  • Violeta: Muestra el lado alternativo. Al ser un color llamativo es ideal para llegar a un público juvenil.

  • Café: Transmite calidez, es empleado normalmente en las cafeterías, además de mostrar elegancia se complementa con otras tonalidades como el beige.


Colores que no se deben usar en un negocio

A pesar de que existe variedad de colores, Priscila González menciona que hay un color que no es recomendable emplearlo en los negocios. Este color es el negro, debido a que denota autoritarismo y se considera agresivo si se emplea como un color base.

“El negro y el amarillo son colores que no deben de ir en los negocios. Denotan conflicto, el autoritarismo y el amarillo está relacionado con el optimismo. Ahí se contraponen dos ideas”, recalca la especialista, pero no descarta la idea de que sea usado como complemento, como en los mobiliarios o decoración.

Asimismo, para evitar dar el mensaje equivocado con la paleta de colores, es recomendable acudir con un especialista en diseño para proyectar la identidad de los negocios.


“Es un proceso de profesionalización. Ella (refiriéndose a Rosemary) se encarga de que la gente permanezca con los diseños y nosotros nos tenemos que encargar de que la gente se quede, con nuestro sabor, servicio y calidad”, detalla Humberto Herrera acerca del proceso ideal para elegir los colores de un emprendimiento.


1 visualización0 comentarios

Comentarios


bottom of page